Kate Winslet y 'The reader' conquistan la Berlinale

La cinta relata la historia de amor de una mujer vigilante en Auschwitz

ENRIQUE MÜLLER| COLPISA BERLÍN
Ralph Fiennes y David Cross posan, ayer, con Kate Winslet en la presentación de 'The reader'. /AFP/
Ralph Fiennes y David Cross posan, ayer, con Kate Winslet en la presentación de 'The reader'. /AFP

La sabia decisión de Dieter Kosslick de presentar la cinta (El lector) dirigida por el británico Stephan Aldry y protagonizada magistralmente por Kate Winslet, Ralph Fiennes y el talentoso David Cross. Fuera de competición tiene necesariamente que haber provocado una ola de alivio entre los directores de las 18 cintas que compiten por el Oso de Oro y evitó la duda eterna que tiene el jurado de premiar una cinta que cuenta con cinco nominaciones a los Oscar.

La excelente cinta, que en español recibió el título de , al igual que el libro escrito por el alemán Bernhard Schlink, conquistó al público y a la crítica y toda la Berlinale se rindió ante la soberbia actuación de Kate Winslet, quien da vida en la pantalla a Hanna Schmitz, una mujer solitaria que esconde su pasado de celadora de Auschwitz y su vergüenza de no saber leer y escribir.

es una cautivadora historia de un amor imposible, pero también es un drama que intenta describir la vida en la Alemania de postguerra donde el terrible pasado de la dictadura nazi aún sigue pesando en la vida cotidiana. Pero la cinta no es película sobre el Holocausto, sino una sincera reflexión sobre la culpa y la complicidad, el horror y la compasión y el drama de los jóvenes que deben enfrentarse a los crímenes que cometieron sus padres durante la dictadura, la llamada 'segunda generación'.

Cuando cae enfermo en su camino a casa desde el colegio, David Kross (un joven de 15 años) es ayudado por Hanna -Kate Winslet- una enigmática mujer que trabaja como cobradora en el tranvía y que le dobla la edad. Es el comienzo de un inesperado y apasionado idilio, que despierta un amor que acompañara al joven durante toda su vida. Un día, Hanna desaparece sin dejar huellas hasta que Michel, convertido en un estudiante de leyes, la vuelve a encontrar, ocho años después, mientras participa como observador en un tribunal donde está juzgando a colaboradores de la dictadura nazi. Hanna está acusada de haber cometido un horrible crimen y rechaza defenderse por temor a que se descubra que es analfabeta.

Las cinta danesa y , una fábula cómica dirigida por François Ozon abrieron la competición oficial por los Osos de Oro, pero quedaron totalmente eclipsadas por The Reader y la soberbia actuación de Kate Winslet.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos