Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Sábado, 19 abril 2014

Sociedad

16.01.09 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El caso del escritor José María Cañas es de los más singulares. En Logroño trabajó como albañil, fundidor y camarero en la desaparecida cafetería 'Danubio' y fue compañero y amigo de Rafael Azcona. De la misma forma que éste a Madrid, Cañas emigró a Barcelona donde quiso ganarse la vida como escritor.
En el año 1953 publicó la novela semiautobiográfica Nubes y barro y comenzó a colaborar en las publicaciones logroñesas Rioja Industrial y Codal. Nada fuera de lo normal a excepción de que, en algún punto de inflexión desconocido, José María Cañas comenzó a producir literatura popular, como hizo 'Clark Carrados', pero en pleno destape de los 70. Así, bajo la figura de «traductor del Dr. Jean Lorbais», comenzó a publicar guías sobre sexo y manuales para la práctica del kamasutra que todavía hoy se encuentran en reediciones actuales.
El segundo plano le durará poco y pronto tomará las riendas y firmará libros reveladores como Las insaciables ninfomaníacas, El matrimonio unido por el placer o Violación en el convento, títulos muy atrevidos para la mojigatería de la sociedad de la época que le tocó vivir.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
Vocento
SarenetRSS