Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Economía

Economia

El nuevo secretario general vence a José María Fidalgo por apenas 28 votos de diferencia y lanza un mensaje de integración para unir los diferentes sectores del sindicato

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Toxo dirigirá el futuro de CC OO
Toxo se dirige, ayer, a los delegados del 9º Congreso de Comisiones Obreras. / ÁNGEL DE ANTONIO
«En los próximos días haré una propuesta de integración para que personas de las dos candidaturas ocupen cargos de responsabilidad en el sindicato». Éste fue el primer mensaje lanzado públicamente por Ignacio Fernández Toxo, nuevo secretario general de Comisiones Obreras (CC OO), la mayor central del país. Consciente de que la victoria sobre su rival José María Fidalgo era escasa, por 30 votos, reiteró sus deseos de que CC OO sea una organización pluralista en la que todas las opiniones se escuchen y en la que viejas heridas se cierren de una vez para siempre.
Los delegados asistentes al 9 Congreso dieron 512 respaldos a Toxo y 484 a Fidalgo, que abandonará la Secretaría General, cargo que ocupaba desde el año 2000. En los pasillos del Palacio de Congresos, donde desde el miércoles se celebra la asamblea de CC OO, la alegría era visible entre los seguidores del nuevo líder. Por su parte, los simpatizantes de Fidalgo, que hasta última hora mantenían que ganaban, apenas se dejaron ver. La reunión confederal termina hoy.
Las urnas también desvelaron que el próximo equipo directivo de CC OO (comisión ejecutiva) estará compuesto por 22 representantes de la candidatura de Toxo y 21 de la de Fidalgo. En esta mesa hubo 509 votos para el grupo del nuevo secretario y 488 para el saliente.
Los congresos de CC OO casi nunca han sido tranquilos por diversos y variados motivos, pero jamás la incertidumbre ha durado tanto como en la novena asamblea. El peso de las dos corrientes competidoras ha sido tan equilibrado, incluso después del proceso confederal, que la tarea más complicada que le queda Toxo es la de construir sin fisuras un rompecabezas muy difícil de casar.
Sobre el Palacio planeó durante toda la jornada la sensación de que el rival de Fidalgo ganaba. Toxo compareció ante los medios de comunicación a primera hora de ayer y lo hizo, posiblemente de manera inconsciente, como secretario general, aunque se confundió en la diferencia de votos. Pronosticó que el resultado no iba a estar tan ajustado, como al final ha ocurrido.
Por su parte, Fidalgo, en la respuesta a las intervenciones sobre su informe de gestión, emitió una especie de despedida, con palabras de afecto. Insistió en destacar el cariño que sentía por los militantes de CC OO y afirmó que estaba seguro de que el sentimiento era recíproco. El documento salió aprobado por el 55,65% de los asistentes. El 20,14% se inclinó por el voto negativo y el 24,21%, por la abstención. Entre este colectivo se encontró Toxo y sus colaboradores.
Una vez despejada la incógnita de quién dirigirá el sindicato durante los próximos cuatro años, el cómo se desarrollará 'el día de después' se ha convertido en vital dentro de Comisiones, el sindicato con más afiliados y representantes en las empresas. La comisión ejecutiva estará compuesta por 43 miembros, 10 más que en el mandato anterior. Todos reconocen que poner mínimamente de acuerdo a tantas personas divididas en dos grandes grupos es una ardua labor.
«Saltar por los aires»
Antes de conocer con exactitud los resultados, algunos delegados comentaban en pasillos que CC OO no llegará con los actuales órganos de dirección al 2012, año en el que previsiblemente se celebrará el 10 Congreso. Sin identificarse para «no levantar nuevas heridas», aseguraban que el sindicato «puede saltar por los aires» en próximos meses, puesto que a la crisis interna, «que desde luego no ha quedado resuelta», se suman las dificultades añadidas del declive económico internacional.
CC OO, además, debe afrontar otras responsabilidades exteriores para las que necesita criterios adoptados por amplía mayoría, que no dejen traslucir su brecha interna. Por ejemplo, urge llegar, junto con UGT, a un acuerdo con las patronales CEOE y CEPYME para firmar el pacto-guía de los convenios colectivos del 2009.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
Vocento
SarenetRSS