Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Lunes, 1 septiembre 2014

Sociedad

SOCIEDAD

El empleo de una biomecánica adecuada en cada golpe es la mejor forma de evitar problemas físicos en el ejercicio de este deporte
09.12.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Casi todos los pelotaris de competición han sufrido dolor de hombro en algún momento de su carrera, aumentando el porcentaje entre los jugadores de edades más avanzadas. Están en relación con los movimientos forzados en el saque, ganchos y otros movimientos. Pueden aparecer lesiones de la porción larga de bíceps, lesiones del supraespinoso, lesiones del infraespinoso, lesiones capsulares y de la articulación acromio-clavicular.
Para obtener mejores resultados el pelotari debe forzar cada vez sus movimientos de brazo, de hombro, de muñeca y eso a veces produce problemas físicos. El empleo de una biomecánica adecuada en cada golpe es la mejor forma de evitar lesiones. Se deben prevenir los llamados 'hombros neurológicos', como las lesiones del nervio serrato mayor, que es un nervio que se origina en ramas anteriores de cervicales C5, C6 y C7, con un trayecto largo hasta llegar a parrilla costal. Produce un dolor posterior, que dificulta el sueño y a veces se irradia engañosamente a codo o brazo.
El estudio electrofisiológico confirma la sospecha clínica y facilita el seguimiento de la recuperación. El tratamiento en la fase de denervación puede producir un dolor intenso que requiere uso de analgésicos, reposo, o incluso inmovilización parcial temporal, con interrupción de la practica deportiva, que es mal aceptada por los pelotaris de alto nivel. La rehabilitación es útil, para conservar la actividad del músculo serrato mayor con ejercicios adecuados. Cuando la recuperación sea completa se autorizará la práctica deportiva, a partir de este momento el preparador físico deberá corregir los defectos técnicos en el entrenamiento.
Otras lesiones
Otra de las lesiones a tener en cuenta es la del nervio supraescapular, que nace de las ramas posteriores de C5-C6 y se dirige hacia abajo, afuera y atrás. En el juego de pelota alguno de los movimientos son agresivos y requieren un amplio movimiento del omóplato, lo que puede facilitar la lesión del nervio supraescapular. Se produce un dolor de inicio brusco y localizado en región posterior, irradiado hacia columna cervical o brazo. Con dolor nocturno severo que dificulta el sueño. Se denomina a este dolor 'escapulalgia'. Suele haber déficit de los músculos supraspinoso e infraespinoso. El electromiograma confirma el diagnóstico y es útil para la evolución de la recuperación. El tratamiento casi siempre es médico y rehabilitador. La recuperación total a veces tarda varios meses.
También pueden aparecer molestias en relación con el supraespinoso, que es un músculo ancho con trayecto irregular y que ejecuta el movimiento de rotación externa del hombro y el infaespinoso de trayecto horizontal y que actúa conjuntamente con el deltoides.
También es frecuente la artropatia acromio-clavicular por microtraumatismos y que afecta al lado dominante, dependiendo de si uno es zurdo o diestro. Se observa en pelotaris a partir de los 25-35 años. El dolor aparece poco a poco y de forma progresiva. El dolor aparece en región acromio-clavicular y se palpa una inflamación local dolorosa. Es fácilmente diagnosticada por estudio ecográfico y por radiología simple. Su tratamiento es reposo, antiinflamatorios no esteroideos y a veces infiltraciones locales. La recuperación es rápida y en cinco semanas pueden reanudar la practica deportiva. Debe diferenciarse la artropatia acromio-clavicular de la artrosis acromio-clavicular, que es una patología frecuente en jugadores veteranos a partir de los 45 años, siendo la radiología más llamativa con disminución de interlínea articular, geodas, esclerosis subcondral y osteofitos. Todo ello, muy significativo de artrosis.
Debe diferenciarse también otro cuadro clínico, como es la osteolisis distal de clavícula y que no es nada frecuente en los pelotaris, siendo más frecuente en halterofilia, balonmano y actividades laborales como manejo de martillos neumáticos.
La pelota tiene un núcleo de caucho recubierto por una capa de hilo de lana y recubierta por una envoltura de cuero. Su peso oscila entre 95 y 116 gramos. Dependiendo de su fabricación artesanal pueden ser más 'vivas' o más 'muertas', según la mayor o menor velocidad con que salen despedidas del frontón y realizan el rebote sobre la cancha.
El golpe directo de una pelota que pesa 100 gramos y que puede superar velocidades de mas de 120 kms./hora sobre la mano puede llegar a producir lesiones traumáticas en la mano. La más conocida es el 'clavo', que se manifiesta como un dolor en un punto concreto de la mano y dolor que es muy penetrante y que aparece a la presión en los dedos segundo y tercero, en su zona interdigital. Esta lesión traumática localizada en la almohadilla grasa palmar se produce por la formación de cicatrices fibrosas dolorosas secundarias a hematomas por el impacto. La correcta colocación de protectores es la mejor forma de prevenirla.
La ecografía es un método útil para diagnóstico y evolución clínica del proceso. Se debe favorecer la reabsorción del hematoma por frío, ultrasonidos, pomadas locales. La cirugía sólo está indicada en casos aislados. Recientemente sé a comercializado un guante que sustituye a los 'tacos' en categorías inferiores de pelota a mano, está compuesto de material sintético con tacos de silicona que se adapta perfectamente a la mano con el fin de mitigar el 'mal de manos'. Pretende amortiguar el golpe de la pelota con dicho guante. Su uso va dirigido más a escuelas de inicio de pelota, con el fin de proteger las manos de los chavales. Este guante se denomina babesku. Su uso entre profesionales no se ha generalizado.
En este deporte, como en otros de características similares, pueden aparecer otro tipo de molestias en codo, como epicondilitis y epitrocleitis, con dolor y limitación en codo. Lesiones traumáticas del cubital posterior, fracturas de apofisis unciforme del hueso ganchoso en mano, hormigueos en manos por síndrome de túnel carpiano y otras patologías como la lumbalgia del pelotari de etiología variada, patologías en rodillas de distinto origen, lesiones en músculos gemelos y lesiones del tendón de Aquiles.
Es muy importante el empleo de calzado adecuado, puesto que el deporte de la pelota plantea grandes exigencias al pie con movimientos de gran violencia. El uso de calzado deportivo idóneo evitará lesiones de aponeurosis plantar y de otros tipos, dando seguridad y adherencia adecuada a las canchas a veces algo resbaladizas por la humedad del frontón, evitando caídas y resbalones.
El deporte de la pelota a mano y pala es un deporte tradicional en La Rioja desde hace siglos, es un deporte sano y recomendable desde los 5 hasta los 70 años. Debemos ver pelota por televisión y pisar más las canchas de nuestros magníficos frontones. No debemos tener miedo a lesionarnos si lo practicamos de forma adecuada. Nuestra salud mejorará, si hacemos menos sillón y más frontón.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
Vocento
SarenetRSS