Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

España

10.11.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
La misión española en Afganistán es, con diferencia, la que más bajas ha provocado en la historia del Ejército.
Desde que las primeras tropas llegaron a la zona en enero de 2002 han fallecido 87 soldados. España es ya el cuarto país que más vidas ha perdido en Afganistán, después de Estados Unidos, con 441 caídos; Reino Unido, con 122, y Canadá, con 97.
El primer envío de tropas a Afganistán fue aprobado por el Gobierno del PP en diciembre de 2001, que autorizó el despliegue de 485 soldados, un contingente que progresivamente fue ampliándose hasta los 778 militares que en la actualidad están desplegados en la base de Herat y en el Equipo de Reconstrucción Provincial de Badghis.
Un año después de la llegada a Afganistán se produjeron las primeras bajas. El 26 de mayo de 2003 fallecieron en el accidente del Yak en Turquía 62 militares que regresaban después de cuatro meses en la misión.
Otro siniestro aéreo, el accidente del helicóptero 'Cougar' en Herat, costó la vida a 17 soldados el 16 de agosto de 2005.
El primer atentado mortal llegó el 8 de julio 2006. El soldado peruano nacionalizado Jorge Arnaldo Hernández murió víctima de la explosión de una mina anticarro en Farah.
Otro atentado, a escasos kilómetros del perpetrado ayer, costó la vida a la soldado Idoia Rodríguez, que murió el 21 de febrero de 2007 a consecuencia de una mina anticarro que estalló bajo la ambulancia blindada BMR que conducía. Otros dos militares resultaron heridos en este atentado.
Sólo tres meses después, el 26 mayo, murió el sargento Juan Antonio Abril Sánchez durante una patrulla rutinaria en Badghis, al volcar su blindado.
El último atentado hasta el perpetrado ayer tuvo lugar el 24 septiembre de 2007. Los legionarios Germán Pérez y Stanley Mera fallecieron a causa de una explosión al paso del blindado cerca de Shewan, en el noroeste de Farah.
Desde que España comenzara en 1989 su participación en misiones internacionales 148 soldados han perdido la vida.
Después de Afganistán, los contingentes que han sufrido más bajas son Bosnia-Herzegovina, con 20 fallecidos; Irak, con once muertos; Kosovo, con siete bajas; Líbano, con seis asesinados y Guinea, con tres fallecidos.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
Vocento
SarenetRSS