Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Sociedad

21.08.08 - 01:00 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El aeropuerto de Barajas ha sido testigo de un grave accidente aéreo que se producía poco antes de las 15.00 horas. Un avión modelo MD-82 de la compañía Spanair se salía de las pistas de despegue de la Terminal 4 y se incendiaba en las inmediaciones. Dotaciones de Bomberos, ambulancias y Guardia Civil tomaban el lugar para atender a los 162 pasajeros y diez tripulantes que viajaban en el aparato, rumbo a Las Palmas. La lista de los fallecidos ha sido facilitada por la compañía.
El Gobierno ha confirmado que 152 personas han muerto en el siniestro y poco después ha muerto uno de los heridos, un joven de 25 años con quemaduras en el 45% de su cuerpo. Entre los 19 supervivientes, que se encuentran ingresados en varios centros hospitalarios madrileños, hay tres niños de entre 6 y 11 años. Los médicos informan de que 2 de los supervivientes sufren pronóstico muy grave, 12 pronóstico grave, 3 pronóstico reservado y 2 pronóstico leve.
Los otros 19 niños que viajaban en el avión han muerto. Los cuerpos están siendo trasladados al recinto ferial de la capital, IFEMA, donde se ha establecido una sala para el reconocimiento de las víctimas y la realización de autopsias, además de un tanatorio que acoja a los familiares que van llegando en autobuses para identificar a sus familiares.
Spanair ha habilitado dos números de teléfono: el 800-400-200 y el 971-747-522 para los familiares. El avión accidentado en el vuelo JK5022 era un modelo MD-82. Compartía código con Lufthansa y SAS. El aparato tenía 15 años y había pasado su última revisión el pasado 24 de enero. Barajas ha sufrido el accidente aéreo más grave de los últimos 25 años en España; una trágica noticia que ha dado la vuelta al mundo y ha conmocionado al país.
Falló en el segundo intento de despegue
El aeropuerto ha retomado la normalidad pasadas las 22.00 horas. Tras el siniestro, decretó el estado de emergencia y suspendió durante cerca de dos horas todas las operaciones. El aparato estaba en carrera y cuando ha superado el punto de rotacion, en el que tiene que empezar a elevar el morro, la maniobra no ha tenido éxito. Acto seguido se ha salido de pista y se ha desatado un incendio que ha afectado al aparato y a una zona de pastos próxima. Pasadas las 16.30 horas, los Bomberos han dado por extinguidas las llamas.
El aparato había suspendido un primer despegue al detectarse alguna anomalía. Fue revisado y recibió el visto bueno para emprender viaje con destino a Las Palmas de Gran Canaria con una hora de retraso. Algunos pasajeros telefonearon a sus familiares para informarles de problemas con el vuelo. Fuentes de la compañía han precisado que ya se han recuperado las cajas negras.
La investigación ha quedado en manos del juez de instrucción número 11 de Madrid que se encuentra aún en el lugar del siniestro supervisando el levantamiento de cadáveres. Al finalizar, se trasladará al recinto de Ifema para hacer lo propio en la identificación de los cadáveres. El Gobierno ha precisado que la comisión de investigación del Ministerio de Fomento, que tendrá que determinar las causas de este gravísimo accidente, empezará a trabajar de forma inmediata.
La sociedad, consternada
El Rey don Juan Carlos ha mostrado su "consternación y dolor" por la magnitud del siniestro, un sentimiento que también han expresado los partidos políticos. Los Reyes han anunciado que visitarán mañana el recinto de Ifema, mientras que los Príncipes de Asturias harán lo propio en los hospitales. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha abandonado sus vacaciones en Doñana y ha acudido a Barajas para conocer los últimos datos del siniestro. Está previsto que después al Ifema para visitar a los familiares y trasladarles su apoyo en el proceso de la identificación de los cadáveres.
Unos 180 familiares de los pasajeros del avión siniestrado viajan ya en el avión que la compañía Spanair ha fletado con destino Madrid. En Palma de Mallorca, sede de la compañía, se ha constituido un plan de emergencia y se ha previsto la salida de otro avión desde la capital balear hacia Madrid con un equipo de trabajadores voluntarios de Spanair para reforzar el dispositivo de emergencia y "ayudar en lo que haga falta".
El alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ha decretado, al igual que la Comunidad, tres días de luto oficial. En la Villa Olímpica de Pekín, la bandera española ondeará mañana a media asta y los atletas llevarán brazaletes negros. La consternación también ha llegado a Copenhague, donde se ha guardado un minuto de silencio antes del encuentro amistoso entre las selecciones de fútbol de España y Dinamarca.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
Vocento
SarenetRSS