Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Miércoles, 22 octubre 2014

Región

Estás en: larioja.com > La Rioja > Región
REGIÓN
Un negocio de sarmientos
Dos vecinos de Tricio adquieren una empacadora y montan una pequeña empresa de comercialización de gavillas de sarmientos
14.05.08 -

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
Recoger los sarmientos abandonados para venderlos pueblo a pueblo ha sido siempre una actividad marginal para algunas personas. Ahora, dos vecinos de Tricio la han convertido en una actividad empresarial.

La idea la han materializado Raúl Marín Nalda y Carlos Iruzubieta Serrano. Según narran, la iniciativa se les ocurrió un día mientras hablaban de cómo retirar los restos de la poda de sus viñedos y de cómo podrían rentabilizar la tarea sin que fuera vendiendo las gavillas a los amigos. Un par de días después Carlos Iruzubieta encontró en Internet una máquina empacadora, de pequeño tamaño, que trabajaba enganchada a un tractor, y que podría ser utilizada para 'empacar' gavillas de sarmientos. Viajaron a Zaragoza y se la trajeron a Tricio.

Los comienzos fueron complicados, porque «a la gente le costaba cambiar el chip» de las gavillas tradicionales y, al verlas tan voluminosas, pensaban que no arderían bien. Pero cuando comenzaron a utilizarse, el proyecto se convirtió en un negocio con una alta demanda.

La máquina recoge los sarmientos del suelo, enrollándolos con una malla «que es biodegradable, de las que se utilizan en hostelería, que no dan sabor, ni olor y además se pueden dividir en trozos más pequeños con una motosierra». Y es que las gavillas pueden llegar a pesar 35 kilos, que equivalen a tres gavillas tradicionales, o ser más pequeñas -a gusto del cliente- y quedarse en torno a quince kilos.

Gavillas de La Rioja, que es como denominan a la empresa, ha abierto ya mercado entre establecimientos de restauración que ofrecen asados y entre bodegas que disponen de comedores o restaurantes. Pasado el primer tirón, la empresa se ha dotado de un distribuidor en Logroño para atender los pequeños pedidos en la zona, así como en Pamplona, en Burgos y en varios lugares de Vizcaya, aunque es en la zona de Rioja Alavesa donde comercializan un mayor volumen.
Opina

* campos obligatorios
Listado de comentarios
pliega/despliegaLo más comentado
Vocento
SarenetRSS