Saltar Menú de navegación
Hemeroteca |
RSS | ed. impresa | Regístrate | Jueves, 21 agosto 2014

Cultura

CULTURA
El arte de la devoción
CaixaForum expone en Barcelona 185 esculturas y objetos rituales de los templos de la antigua India
Vota
0 votos

Cerrar Envía la noticia

Rellena los siguientes campos para enviar esta información a otras personas.

Nombre Email remitente
Para Email destinatario
Borrar    Enviar

Cerrar Rectificar la noticia

Rellene todos los campos con sus datos.

Nombre* Email*
* campo obligatorioBorrar    Enviar
El arte de la devoción
INDIA. Una amplia muestra recorre la espiritualidad india a través de los objetos religiosos. / EFE
«Dioses, dioses, tantos hay que no queda prácticamente sitio», escribió un santo y poeta de la India antigua en el siglo XII. En este país y en casi todos, durante siglos, las expresiones artísticas han estado vinculadas directamente a la esfera de lo sagrado, y quien viaje a la India de hoy podrá ver que la actividad religiosa domina todos los aspectos de la vida cotidiana.

El hinduismo, el budismo y el jainismo -que preconiza una estricta doctrina de no violencia- fueron y siguen siendo un mundo habitado por un innumerable grupo de dioses, semidioses, santos y ascetas. En este contexto, la escultura figurativa india refleja a la perfección la relación entre creación artística y religión. CaixaForum de Barcelona ha querido dar a conocer esta realidad a través de la exposición 'La escultura en los templos indios. El arte de la devoción', que se podrá visitar hasta el 18 de noviembre.

La muestra, una de las más importante de las que se han dedicado a la escultura figurativa en España, reúne 185 esculturas y objetos rituales, y abarca un periodo muy amplio de la historia de la India, que va del siglo II a.C. hasta el siglo XVII.

De varias épocas

Reúne imágenes hindúes, budistas y jainistas de arcilla, piedra, madera y metal. Las más antiguas de estas esculturas figurativas datan de los últimos siglos antes de Cristo, pero la mayoría fueran fabricadas entre los siglos VI y XVI. Un recorrido exhaustivo por la muestra permite al visitante entender la estrecha relación entre la escultura figurativa y el templo, que en la cosmología hindú se consideraba la representación de la montaña, en la que residen los dioses en sus palacios celestiales.

Los dioses supremos son Devi, que es la personificación del poder femenino; Vishnú, cuya función es proteger el universo de las fuerzas de la desintegración y de forma periódica restaurar el orden, y Shiva, que es la encarnación de la energía creativa y de sus semillas de destrucción. Además, las imágenes escultóricas de Buda ocupan un lugar importante en la exposición. Todas estas piezas demuestran que las imágenes del Buda venerado se convirtieron en sustituto y vínculo con el Buda histórico y permitieron a monjes y fieles centrar en ellas sus meditaciones.
Vocento
SarenetRSS